No pagues más en tu declaración por cambiarte de trabajo

Si cambias de trabajo, puedes pedirle a tu nuevo empleador que te retenga de manera que no tengas porque llevarte una sorpresa en tu próxima declaración, si no quieres
Por TaxDown
fire

54

comment

0

¿Es verdad que si te cambias de trabajo pagas más impuestos? Una de las frases más recurrentes que se escuchan cuando alguien se cambia de trabajo es “puf, ahora que me cambio ya verás Hacienda el año que viene, voy a tener que pagar un pastón…”
La respuesta es NO, el IRPF se paga en función de los ingresos que tenemos en el año, no depende de cuantas veces nos hemos cambiado de trabajo. Pero, entonces, ¿qué es lo que hace que, normalmente, a las personas que se han cambiado de trabajo, la declaración les salga a pagar o peor?
Podemos pedir a nuestro nuevo empleador que nos retenga como si hubiésemos estado todo el año contratados, pagando más mes a mes de nuestra nómina, pero no llevándonos una sorpresa al hacer la declaración.
Lo más importante es que se puede decidir. Podemos decidir pagar más en cada nómina y menos al presentar la declaración, o cobrar más mes a mes y prepararnos para la sorpresa en la declaración. Existen dos mecanismos para decidir:
– Las retenciones
– Y, la obligación de presentar la declaración
Os explicamos a continuación qué hacer en cada uno de los dos casos sepáis planificar cómo será vuestra tributación.
¿Que son las retenciones?
Todo sabemos que la cantidad que firmamos en el contrato no es la que nos entra en la cuenta, hay una diferencia que no suele pasar desapercibida… Ese dinero que nos falta cada mes, son las retenciones, los pagos a la seguridad social y los pagos a la agencia tributaria que realiza tu empleador cada mes.
Cuando comienzas a trabajar, tu empresa determina la cantidad que tienen que “quitarte” de tu nómina cada mes, para pagársela a Hacienda.
Si permaneces todo el año trabajando en la empresa no pasa nada, normalmente esa cantidad suele estar bien ajustada y tu declaración, si es sencilla, tenderá a cero, no pagaras o no te devolverán mucho. Sin sorpresas.
Entonces, ¿Qué pasa cuando te cambias de trabajo con las retenciones? Si te cambias de trabajo se crea un desajuste, las empresas que contratan retienen menos, pagándote más en la nómina de cada mes, pero en el momento de hacer la declaración de la renta la diferencia se ajustará, y te tocará pagar de sorpresa la diferencia.
Por lo tanto, si no vas vamos a cambiar de trabajo, preferimos pagar mes a mes y no llevarnos una sorpresa antes de las vacaciones, nuestra recomendación es que siempre mandemos un e-mail a nuestra nuevo empleador o jefe pidiéndole que nos retenga como si hubiésemos estado todo el año contratados. Pagando más mes a mes de nuestra nomina, pero sin pagar muchos impuestos antes de verano.
¿Hay obligación de presentar la declaración cuando se cambia de trabajo?
Si ganas más de 22.000€ y solo has trabajado para una empresa existe obligación de presentar la declaración de la renta. Por debajo de esa cantidad puede presentarse, pero no es obligatorio. Nosotros recomendamos chequear siempre nuestra declaración, aunque no sea obligatorio, por si nos pudiese salir a devolver y ganar algún dinerillo. Cuña de publi 😉, con TaxDown es gratis revisar tu declaración y ver si podrías ahorrar con tu declaración.
Si he trabajado para 2 o más empresas, tendré siempre que presentar la declaración si he ganado más de 12.653 €. Si es menos, debería revisar aun así por si me interesa presentarla.
En el caso de que se haya cobrado paro y hayas empezado un trabajo en el mismo año, se considerara como que has trabajado para dos empresas y deberás presentar la declaración si has ganado en el año más de 12.653 €
#Ahorro
Comparte este contenido en:
¡Compártenos en tus redes sociales!

diskous Discusión

comment Deja tu comentario

lionello

Maximiza la devolución en tu declaración.

¡Empezar!
preguntas